Especial #AHORRO – 03 – Herramientas para ahorrar

Continuamos con el especial de Ahorro de Avanza Para Tu Casa, una serie de publicaciones con las que queremos ayudarte a conseguir tus objetivos utilizando herramientas que están al alcance de todos.

Ya hablamos de las los beneficios de comenzar a ahorrar y también te dimos unas ideas que te ayudarán a dar el primer paso en esta nueva aventura de ahorro; esta semana vamos a hablar de algunas herramientas que te ayudarán a ahorrar que son más inteligentes y efectivas que meter el dinero debajo del colchón.

EspAhorro03

Presupuesto

En el No. 1 de este especial de Ahorro mencionamos que hacer un presupuesto es vital para comenzar a ahorrar; ahora también queremos enfocarlo como una herramienta útil a la hora de convertir los centavos en pesos.

Recuerda que el presupuesto es tu plan en donde tienes registrado hacia donde se va tu dinero y en que cantidades; es muy buena idea dedicarle tiempo del mes a realizarlo, estudiarlo y corregirlo a detalle para que puedas destinar recursos al rubro de ahorro.  No olvides que el objetivo de todo esto es alcanzar tus metas y sueños lo antes posible.

Cuentas bancarias

Esta es una de las herramientas más seguras de todas las existentes.  Existen muchísimas opciones de cuentas que pueden ayudarte a ahorrar; desde las que no te mensualidades y te dan bajo rendimientos, hasta las que te cobran una cantidad considerable, pero te ofrecen porcentajes muy atractivos.  Aquí depende de tus ingresos para definir cual cuenta es la que te conviene.

Pero de la misma forma que en el presupuesto, la investigación acerca de cual es la cuenta que mejor se adapta a tus necesidades te va a llevar algún tiempo, ya que en México existen muchas instituciones bancarias y cada una ofrece bastantes opciones que se adaptan a diferentes tipos de clientes.

Ten paciencia y recuerda: “Todo llega para quien sabe esperar”.

Cajas de Ahorro

Otra opción que año con año ha ido cobrando popularidad en nuestro país son las cajas de ahorro, instituciones que dedican a captar el dinero de los ahorradores a cambio del pago de un interés al final del ciclo que el usuario elija; entre otros productos que también ofrecen.

De la misma forma que los bancos, tendrás que investigar las opciones que existen en tu localidad para comparar las opciones que ofrece cada una y al final puedas tomar una decisión que se adapte a tu perfil de cliente y a tus objetivos de ahorro.

Seguros

Aquí entramos en un tema importantísimo y que, en nuestro país, no ha tomado la relevancia que merece.  Los seguros son un ejemplo de prevención que, en el caso de necesitarlos, te ayudarán a salir de un apuro y ahorrar uno pesos (generalmente miles) en el camino.

Todos conocemos los seguros para automóviles y para casas, pero en el mundo de los seguro existe una gran variedad y coberturas; por ejemplo, hay seguros de desempleo, de vida, de daños a propiedad ajena.

¿Cómo nos ayuda a ahorrar un seguro? Pongamos un caso práctico.  Supongamos que nos vemos en la situación en que necesitamos una cirugía de emergencia en que las nos van a extirpar el apéndice, pero en el proceso se complica y con esto el costo por gastos de hospitalización y recuperación se eleva hasta las nubes.

En este caso, si tenemos un seguro de gastos médicos mayores con buena cobertura, el seguro pagaría la mayor parte de tus gastos hospitalarios; de esta forma, si tu cuenta final es de $150,000 (no es broma, hay cuentas mucho mayores a eso), tú solo pagarías un porcentaje de eso.

Inversiones

Esta es la herramienta más poderosa y, al mismo tiempo, más larga de todas; incluso podría ser que también sea la más segura de todas.  Las inversiones pueden ser opciones de ahorro a mediano y largo plazo, con ellas puedes acceder a diversos servicios en donde tu dinero se puede multiplicar; pero, dependiendo de quien te asesore, y el tipo de inversión que elijas, también podrías perder parte de tu dinero.

Este es un tema muy largo, y lo trataremos más a fondo en otra ocasión, pero podemos mencionarte que hay opciones de inversión en los bancos en los que todos acudimos a hacer pagos o a retirar nuestro dinero cuando depositan en la nómina del trabajo.  Si eres una persona paciente, y tu ingreso ya es más o menos alto, te recomendamos que acudas a tu sucursal y hables con el encargado de este tipo de productos; el es el indicado para asesorarte en esta aventura.

Aquí vimos solo algunas herramientas que existen para ahorrar y no morir en el intento; no olvides que “El tiempo es oro”, así que elige tu herramienta y comienza de inmediato; tu auto nuevo, tu casa o el viaje de tu vida te están esperando.